Google+ Pollo con piña | Cocina con Aníbal

Suscríbete y síguenos

Pollo con piña

Cocinamos Pollo con Piña, un plato muy fácil de hacer, que gustará a todos por su crujiente base y que rematado con piña conseguirás no sólo un exótico sabor, sino la transformación de un simple pollo frito en un original plato

Cocina con Aníbal Pollo con piña
INGREDIENTES (4 Personas)
- 4 Traseros de pollo (Muslo-contramuslo)
- Sal
- 1 cucharadita colmada de Harina de trigo
- Un chorreón de Vino blanco
- Aceite
- 1 lata de Piña en su jugo
- 2 cucharadas de Caldo de pollo
- 1 cucharadita de Harina fina de maíz 
- 1 cucharadita de Salsa de Soja   

PREPARACIÓN
1) Empezamos por deshuesar cada uno de los traseros del pollo, quedándonos con la carne, con piel incluida. Si quieres ahorrarte el trabajo también puedes pedirle al carnicero que lo haga por ti. Una vez limpia la pieza, que debe tener apariencia de  churrasco, la salamos y la mezclamos, con la mano y en un cuenco, con un buen chorreón de vino blanco y la harina de trigo. Echamos bastante aceite en una sartén y freímos. Sigue nuestros consejos de Cómo hacer frituras perfectas para que el pollo te quede crujiente y sin exceso de aceite.

2) Mientras se fríe el pollo abre la lata de piña. Dependiendo del tamaño utilizarás más o menos rodajas. En Cocina con Aníbal hemos optado por una lata de kilo y una rodaja por persona. Ponemos una sobre y otra, cortamos en taquitos o trianguilitos y reservamos.

3) Una vez frito y bien escurrido de aceite, colocamos el pollo directamente en el plato o fuente en que vayamos a servir, ya sea individual o para el centro de la mesa. 

4) Por último hacemos la salsa. Así que pones una sartén al fuego, con una gotita de aceite, y añades los trozos de piña. Le das una especie de vuelta y vuelta para que tomen color y vayan soltando su jueguito. Agregas el caldo de pollo y unas cuantas cucharadas del jugo de piña, más o menos dependiendo de la cantidad de salsa que quieras. 

Sacas algo de salsa sobre un tazón y en él agregas la cucharadita de harina de maíz, con ésta daremos cuerpo y consistencia a nuestra salsa. Mueves bien para que no quede grumo alguno y lo sumas todos a la piña. Añade la salsa de soja para dar algo de color al plato, deja hacer unos minutos y aparta. Ahora sólo tendrás que bañar el pollo con la salsa y trozos de piña.

OBSERVACIONES
- Si no tienes caldo de pollo puedes sustituirlo por agua. Aunque te quedará algo menos sabroso. Recuerda que siempre puedes reutilizar los huesos de los traseros que acabamos de deshuesar para hacer un caldo ligero. Pues por muy bien que deshuesemos siempre queda carne adherida a ellos. 

- La marca más comercial y por las que muchos conocemos la harina fina de maíz es Maizena.

Si quieres más recetas de pollo con exótico sabor te recomiendo que no te pierdas nuestras Pechugas de pollo bañadas en salsa de mandarinas o este Pollo con manzanas y nueces. Para los paladares más tradicionales tiene este Pollo fondo de armario, un crujientito Pollo asado al limón o un Arroz caldoso con pollo.
Cocina con Anibal , Actualizado en: 1:30

3 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...