Google+ Cómo hacer frituras perfectas | Cocina con Aníbal

Suscríbete y síguenos

Cómo hacer frituras perfectas

Hacer frituras o patatas y pescado frito es una labor que a todos nos resulta aparentemente de lo más sencilla pero, ¿conseguimos el resultado deseado? ¿No terminan pochándose nuestros alimentos? ¿No hay veces que salen aceitosos? En Cocina con Aníbal te explicamos cómo hacer fritos realmente crujientes

La cocina del día a día no tiene demasiada filosofía o complejidad. SImplemente debes seguir unos pasos muy básicos que llevados acabado correctamente te dan un resultado más que satisfactorio. De manera que freír unas patatas, un buen pescaito o unas frituras no debería albergar demasiado problema pero, ¿no es verdad que a veces sacamos unas patatas realmente aceitosas o un pescado frito demasiado blando?

Uno de los problemas que solemos tener en cocina es el tiempo, es decir, la falta de paciencia. Tenemos tanta prisa por hacer algo que no respetamos los tiempos y, al final, nos comemos las cosas de cualquier forma. Y, en realidad, tendríamos que haber esperado tan sólo un minuto. 

A la hora de freír los alimentos ese no respetar los tiempos es fundamental. Incluso teniendo una freidora, en la que cualquier fritura se hace realmente fácil, hay veces que ni esperamos a que se apague ese botoncito rojo que nos indica que es en ese momento cuando el aceite ha llegado a la correcta temperatura para introducir nuestros alimentos.

Sin deseo alguno de filosofar más o de meter el dedo en la herida de que ni siquiera sabemos freír unas patatas, vamos a los consejos básicos para frituras al fuego.

1- Para freír debe haber aceite, y tiene que ser el suficiente para que no se nos termine quemando el lado del alimento que está directamente pegado a la sartén, mientras que el otro sigue blanco. Si utilizamos poco aceite tendremos que andar dándole vueltas continuas a nuestros alimentos, no es lo mismo sumergir para que se haga por arriba que tener que darle la vuelta a prisa y corriendo porque se nos quema, porque al final, por ejemplo con el pescado, puede terminar rompiéndose.

2- La temperatura del aceite es FUNDAMENTAL. Es decir, lo que no podemos es poner el fuego a tope para aligerar y cuando empieza a humear bajar la temperatura. Eso es un gran error, pues lo que conseguiremos es que se nos queme por fuera y apenas se haga por dentro. El aceite debe mantener una temperatura constante durante todo el proceso. Ten en cuenta que ya cuando metemos las patatas, las frituras, el pescado... baja un poco su temperatura, entonces lo que no podemos hacer es bajarla nosotros aún más.

3- Los alimentos se deben meter cuando el aceite esté caliente. Eso se ve, y si no lo ves, introduces una sola pieza de lo que vayas a freír y lo compruebas. Si fríes los alimentos con el aceite frío lo que conseguiremos es que terminen pochándose y, al final, ni crujiente ni nada. Tardará muchísimo en hacerse y encima nos los comeremos super blandos.

4- Nada de apagar el aceite mientras siguen los alimentos al fuego, pues mientras que sacamos o no las patatas, a no ser que seamos Speedy González, también corremos el riesgo de que tomen más aceite del que debería.

5- Por último dos consejos: uno es que vayas escurriendo los alimentos sobre la sartén conforme los sacas con la espumadera, pinzas, palillos, etc, para llevarnos el menor aceite posible. Y el segundo es posar las frituras sobre un papel de cocina o colador sobre una aceitera antes de servir, para que pierdan el poco aceite que les quede y lleguen crujientes y secos a la mesa.

Como apunte decirte que no debes mezclar aceites, es decir, que no frías las patatas en el aceite de los boquerones, pues al final puedes terminar comiéndote huevos fritos con patatas y esencia de boquerón. Y no te olvides de limpiar el aceite, porque queda fatal comer patatas fritas con lunares del pan rallado y quemado de las croquetas.

Entonces, a modo de resumen y conclusión, para hacer una buena y crujiente fritura debes:

- Echar 'suficiente' aceite en una sartén o freidora de fuego y poner a calentar justo cuando tengamos terminado o estemos terminando de preparar el alimento que vamos a freír.
- Una vez caliente el aceite, freímos nuestros alimentos. Por tandas si fuera necesario, es decir, no hay que sobrecargar la freidora pues se pocharán nuestros alimentos, quizás se podrán quemar por la dificultad para moverlos y encima tardaremos el doble. 
- Cuando estén doraditos sacamos y escurrimos sobre la sartén y ponemos sobre papel de cocina o escurridor sobre aceitera.
Cocina con Anibal , Actualizado en: 22:00

6 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...