Google+ Rosquillas de leche super esponjosas | Cocina con Aníbal

Suscríbete y síguenos

Rosquillas de leche super esponjosas

Hace ya algún tiempo que publicamos en Cocina con Aníbal una receta de Rosquillas caseras que, la verdad, ha tenido y sigue teniendo una enorme aceptación. Después decidimos lanzarnos con unas monísimas y riquísimas Mini Rosquillas de Alcalá, esas que se te meten por los ojos nada más dar una vueltecita por el centro de Madrid… Siguiendo esta cadena de rosquillas os traemos una nueva receta, también de rosquillas fritas, como las primeras, pero hechas con leche que salen suuuperrr esponjosas. ¿Te atreves a probarlas?

INGREDIENTES (75 Rosquillas)

- 100 gr. Azúcar (8 cucharadas)
- La piel de 1 Limón (Sin la parte blanca)
- 150 ml. Aceite de oliva suave o Aceite de girasol
- 750 ml. Leche
- 30 ml. Licor de Anís (3 cucharadas)
- 3 Huevos
- 60 gr. Levadura en polvo
- 1 Pellizco de Sal
- 1 kilo Harina de repostería

PREPARACIÓN
1) Comenzamos moliendo, en una batidora o picadora, el azúcar con la piel de limón. Ahora añadimos y batimos el aceite, la leche, el anís y las yemas de los tres huevos. Bate las claras a punto de nieve en un bol a parte, esto hará que las rosquillas estén más esponjosas.

2) Ahora mezclamos todo suavemente en el bol con las claras de huevo, incorporamos la levadura, poco a poco la harina y un pellizco de sal. Vas mezclando, con movimientos envolventes, hasta conseguir una masa esponjosa. Agrega un poco más de leche o harina si es necesario.

Deja reposar la masa unos 30 minutos.


3) Ahora, a diferencia de las anteriores rosquillas, que las hicimos a mano porque tenían más cuerpo, utilizaremos una rosquillera al ser más flojas. Este aparatito, que lo venden en casi todas partes, nos facilita bastante labor y hace que todo sea más 'limpio'.

Bueno pues una vez transcurrido el tiempo de reposo vamos metiendo la masa en la rosquillera y vas dejando caer anillos en aceite bien caliente. Recuerda que no debe estar excesivamente fuerte porque si no se harán por fuera pero no por dentro. Las vas friendo por los dos lados hasta que estén doraditas y entonces las sacas, las escurres bien para que lleven el menor aceite posible y las dejas reposar en un papel de cocina para que suelten el aceite que les quede. Espolvorea, con las rosquillas aún calientes, azúcar glasé o introdúcelas -por ambas caras- en una taza con azúcar normal.

OBSERVACIONES
- Si no tienes azúcar glasé puedes hacerla tú mismo. Visita nuestro artículo sobre Trucos que te facilitan la vida. También te sugerimos que sigas nuestros consejos sobre Cómo hacer frituras perfectas para que las rosquillas te salgan lo menos aceitosas posible.

- Salen muchísimas, unas 75 unidades. Pero ya que te pones... Y si te sobran rosquillas, no te preocupes. Congélalas y cuando las saques estarán como recién hechas.

Igualmente puedes hacer menos reduciendo por igual las cantidades.

Rosquillas de leche super esponjosas
Cocina con Anibal , Actualizado en: 13:54

1 comentario :

  1. Mmmmm!! Qué buenas!! Ya la he anotado para probarlas!! Bss.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...