Google+ Sopa de ternera con espinacas y tallarines | Cocina con Aníbal

Suscríbete y síguenos

Sopa de ternera con espinacas y tallarines

Las sopas suelen presentar, en la mayoría de los hogares, un problema común, que no es otro que la carencia de ideas, de innovación. Hacemos un puchero o un caldo de pollo y como nos sale tan bueno, lo repetimos semana tras semana durante todos los meses de frío. Y si es cierto que ese sabor de siempre es insustituible, no lo es menos el hecho de que probando nuevas recetas descubrimos platos que al final nos terminan encantando.

Con este objetivo os presentamos esta Sopa de ternera con espinacas y tallarines. Es ideal para cualquier época del año y tan contundente que perfectamente puede convertirse en plato único de comida o cena. Sin mencionar ese regustillo exótico, que la hace tan especial.

INGREDIENTES
- 1 kilo de Ternera para guisar
- Agua
- 1 Tomate
- 1 Cebolla
- 1 Pimiento italiano
- 1 Trozo de jengibre de dos dedos de grosor más o menos
- 4 o 5 dientes de Ajo
- 1 cucharadita de Sal
- 1 choreoncito de aceite de oliva
- 1 Anís estrellado
- 1 Hoja de Laurel
- 4 Clavos
- 1 Guindilla entera (Opcional)
- Espinacas frescas
- Tallarines

PREPARACION
1) Empezaremos limpiando muy bien la ternera, primero en agua fría y, posteriormente, en caliente, de la siguiente manera. Pones una olla con agua y una vez que esté hirviendo, añades la ternera, ya troceada en tacos. Aquí la dejamos hasta esté totalmente limpia, es decir, hasta que la carne deje de soltar suciedad, la típica espumilla que suele dejar al volver a hervir el agua.

2) Una vez limpia la introduciremos en la olla en la que haremos la sopa. Así que añades agua y una vez que comience a hervir mete los trozos de carne junto a el tomate, que habremos pelado y cortado en cuatro trozos; la cebolla, pelada y cortada en cuadraditos; y el pimiento, también troceado.

Seguidamente agregamos el jengibre pelado, al que le das un golpe, como se suele hacer a los dientes de ajo para que suelten su jugo; los ajos, pelados y también chafados como el jengibre, la sal y un chorreoncito de aceite de oliva.

Por último sumamos el anís estrellado, la hoja de laurel, los clavos y una guindilla entera - si quieres un leve gusto picante-. 

3) Ponemos a fuego lento, con la suficiente potencia como para que el agua vaya moviéndose sutilmente, hasta que la carne y las verduras suelten su jugo. Te llevará unas dos horas.

Al final, justo antes de servir, añadimos los hojas de espinacas a la sopa. Mientras en otro recipiente hervimos los tallarines, que serviremos coronando nuestra sopa de ternera.

OBSERVACIONES
- Si la carne está tierna y ves que a la sopa le falta algo de sabor siempre puedes añadir una pastilla de caldo de carne.

- No te indicamos la cantidad de espinacas o tallarines, pues dependerá del hambre y el número de comensales. Como se hace sobre la marcha, pues un poco a ojo. 

Si te gustan lo exótico, puede que también terminen conquistándote estas recetas: Sopa de bolas de sésamo y Sopa asiática con noodles en tan sólo 5 minutos.
Cocina con Anibal , Actualizado en: 8:38

2 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...