Google+ Habichuelas para tiempos de crisis | Cocina con Aníbal

Suscríbete y síguenos

Habichuelas para tiempos de crisis

¿Dónde quedó esa frase de "Dónde comen tres comen cuatro? Ahora, con la nueva cocina, en los restaurantes de grandes platos y escaso contenido, con un menú degustación es casi imposible que coma uno. 

Por eso, y en vista de los difíciles tiempos que vivimos, os presentamos una receta DeTodaLaVida, unas Habichuelas para tiempos de crisis que nada tienen que envidiar al elaborado plato de un local de cinco tenedores, que te saldrán de lo más económicas, te harán entrar en calor y sí cumplirán con el popular dicho.

Habichuelas para tiempos de crisis
INGREDIENTES
- 1/2 kilo de Habichuelas
- Sal
- 4 a 6 cucharadas de aceite de oliva
- 2 Zanahorias
- 1 Pimiento italiano
- 1 Cebolla mediana
- 1 Cabeza de Ajo
- 6 Pimientas
- 3 Clavos
- 2 Hojas de Laurel
- 2 cucharaditas de Pimentón dulce
- 1 cucharadita de Pimentón picante 
- 1 chorizo de guisar
- 1 Calabacín

PREPARACIÓN
1) Lo primero, poner las habichuelas en remojo en agua con sal  la noche antes de cocinarlas. Al día siguiente, las echas en una olla con agua fría, a la que añadiremos: el aceite de oliva, las zanahorias peladas y cortadas en cuadraditos pequeños, el pimiento cortado en trocito chicos, la cebolla bien picada y los dientes de la cabeza de ajo pelados y enteros. 

Seguidamente sumas a la olla las pimientas, los clavos, el laurel y el pimentón dulce. Pimentón picante, si quieres un sabor algo mas fuerte, y el chorizo cortado en rodajitas.

2) Una vez que lo tienes todo en la olla enciendes el fuego y hasta que estén tiernas. Para conseguir que estén perfectas deberás ir añadiendo agua fría conforme las habichuelas vayan necesitándolas. Debes agregar la justa, pues se dice que habrá que 'asustarlas' con agua hasta cuatro veces para conseguir que estén en su punto, ni duras ni desechas.

Poco antes de apartar agrega el calabacín, pelado y cortado en cuadraditos, pues se hace en nada de tiempo. Finalmente y una vez que las habichuelas estén tiernas agregas la sal, esperas unos minutos y apartas.

OBSERVACIONES
- La sal no ayuda a que las legumbres se pongan tiernas por eso es importante agregarla al final.

No te pierdas estos otros platos DeTodaLaVida: Garbanzos con langostinos y Lentejas con pringá.
Cocina con Anibal , Actualizado en: 8:26

2 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...