Google+ Montadito serrano con pollo y huevo de codorniz | Cocina con Aníbal

Suscríbete y síguenos

Montadito serrano con pollo y huevo de codorniz

El huevo de codorniz corona este montadito jugoso y vistoso que encierra, en la calidad del jamón serrano, su principal clave del éxito

Montadito de jamon serrano con pollo y huevo de codorniz
INGREDIENTES (Para 8 montaditos)
- 2 Pechugas de pollo
- 100 gr. Jamón serrano
- 8 Huevos de Codorniz
- 1 barra de Pan
- Aceite de oliva
- Sal

PREPARACIÓN
1) Empezamos de abajo arriba. Así que lo primero es cortar ocho rebanadas de pan y ponerlas sobre una bandeja, tabla o plato. Posteriormente, fileteamos las pechugas de pollo en ocho trozos ni gruesos ni gordos y los ponemos en la sartén, con poco aceite, para que se vayan haciendo a la plancha.

2) Mientras se hacen los filetes vamos a tocar un tema clave, el jamón serrano. Como en todo, hay 
para todos los gustos y bolsillos. Lo ideal, uno ibérico, aunque preferiblemente de bellota. Siempre puedes utilizar uno barato de lonchas, pero se resentirá muy mucho en el sabor final. Elijas el que elijas, tienes que tener en cuenta una cosa, y es que si no quieres que en el primer bocado se te descomponga el montadito o que tus comensales anden tirando con dientes y manos para comerlo, debes colocar lonchas o trozos pequeños. Por cierto, para hacerlo más práctico, olvídate de esas tiritas cortadas que venden en el super, pues le quitaría todo el sabor y, por supuesto, todo el glamour al plato.

3) Una vez hechos los filetes, colocamos cada uno en su pan y los cubrimos con jamón.

4) Ahora es el turno de freír los huevos de codorniz. Echale antes un ojo al consejo de Cómo abrir un huevo de codorniz si no quieres terminar tirando la mitad. Para el que lo ha hecho antes sabe de lo que estamos hablando.

Si la sartén es grande puedes hacer varios a la vez, cuidando que no se peguen. Una vez hechos y reposados sobre papel de cocina para que no estén aceitosos, se van colocando encima del montadito para rematar el plato.

NOTA
Aunque parezca lo contrario, esta receta es bastante fácil de hacer. Es algo muy básico. Únicamente tienes que elaborarla sin prisas y prestando cierta atención a los puntos que hemos resaltado. Es muy vistosa como entremés, para un tapeo de pié, para una cenita especial...


Tenemos más montaditos, desde el tradicional Montadito de pringá, a este Montadito de gambas con alioli o este Montadito de anchoas con leche condensada súper original y que te sorprenderá.
Cocina con Anibal , Actualizado en: 21:31

2 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...