Google+ Tarta de limón | Cocina con Aníbal

Suscríbete y síguenos

Tarta de limón

Asociado siempre a su sabor refrescante, no hay que esperar al verano para degustar postres hechos con limón. Este fruto, presente durante todo el año y rico en vitamina C, es el protagonista de esta riquísima y sencilla tarta que no necesita de horno

Cocina con Aníbal Tarta de limón
INGREDIENTES
Para la base de la tarta
- 1 Paquete de galletas María (32 unid)
- 70 gr. Mantequilla

Para la crema de limón
- 4 Limones
- 250 gr. Azúcar
- 4 Huevos 
- 100 gr. Mantequilla
- 2 hojas de Gelatina

Para la superficie
- 1 sobre de Gelatina con sabor a limón
- Agua 

PREPARACIÓN
1) Lo primero que tenemos que hacer es la base de la tarta. Así que ponemos a derretir la mantequilla en un cazo. Mientras, metemos las galletas en la batidora, si tenemos el accesorio de picado -ese que tiene tapa- o es una batidora de vaso mucho mejor. Pues así evitaremos que se nos llene de trocitos de galleta toda la cocina. Bueno, pues batimos al máximo las galletas, hasta hacerlas polvo, las echamos en un bol y mezclamos muy bien con la mantequilla derretida. Vierte la mezcla en un molde desmontable. 

Ten en cuenta que la base debe quedar uniforme y bien compacta, para lo que nos valdremos de una cuchara grande con la que ir presionando e igualando. Por cierto, no te pierdas este pequeño truco que facilitará el desmoldado de la tarta y la posterior limpieza. Deja la base en el frigorífico para que se vaya endureciendo.

2) El segundo paso es hacer el relleno, así que coges los limones -rallas la piel de tres de los cuatro- y los exprimes. Tiene que salirte en torno a 200 ml de zumo de limón. Por otro lado batimos los huevos.

Como vamos a hacer la crema de limón al baño María, pones un cazo al fuego con agua y un bol dentro en el que echaremos el azúcar, el zumo y dos tercios de la ralladura -pues reservaremos uno para decorar la tarta-. Removemos con una cuchara de madera hasta que el azúcar esté disuelta. Entonces y sin parar de remover, añadimos primero la mantequilla y una vez todo bien mezclado, los huevos batidos.

Cuando veas que la mezcla toma consistencia de crema, parecida a la crema pastelera, apartas y cuelas -para que quede lisa y limpia de ralladura-. Ahora coges las dos hojitas de gelatina, que antes habremos hidratado en un poco de agua, y las añades a la crema para darle más consistencia. Mezclas bien y echas sobre la base que teníamos guardada en el frigorífico.

3) Por último haremos la gelatina de limón, que nos servirá para decorar y dar brillo a la tarta. Simplemente echas un vaso de agua (200 ml) en un cazo, cuando comience a hervir añades el contenido del sobre de gelatina, mueves bien para que se disuelva y entonces añades un segundo vaso de agua fría. Remueves y apartas.

Con mucho cuidado vas volcando la cantidad que veas conveniente encima de la crema de limón, una fina capita será suficiente, y decoras con la ralladura de la piel de limón reservada distribuyéndola uniformemente por la tarta. No la eches toda, pues daría un sabor excesivamente ácido. Utilízala sólo para decorar.

Metes en el frigorífico y dejas enfriar un minimo de tres o cuatro horas antes de comer.

OBSERVACIONES
- Como no utilizarás toda la gelatina de limón puedes aprovecharla para hacer porciones individuales. 

- Si no quieres un sabor demasiado ácido decora la tarta con la gelatina pero no eches la ralladura de limón. 

¿Te gusto esta tarta? Pues déjate seducir por estas otras: Tarta de chocolate negro con queso mascarpone, Tarta de queso con mermelada de arándanos y Tarta trufada.
Cocina con Anibal , Actualizado en: 23:53

13 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...